Squack tales

de acción pedante

Patologia nace en una época complicada.

Se ven cosas de todos colores y eso siempre significa que algo pinta muy mal.

Algunos pintan pejor aún.

Para no hablar del rojo se habla de peligro amarillo y se proponen distracciones amarillistas.

A otros si les quitas el rojo se quedan sin posibilidad de expresión.

Sube el alerta para el virus chino pero ninguno se fija bien en el horóscopo.

Los amigos de China lo saben muy bien y se preparan al festín: es el año de la rata.

El Premio tirado crea el tiradero y define el tirador.

La visión química se vuelve alucinación colectiva, el olfato económico no se fija en la podredumbre, el gusto científico para la cocina prepara el cochinero, la exaltación psicológica del tacto lleva a la ceguera selectiva.

El supuesto derrame cultural viaja rápido y cómodo: utiliza sólo Primera Pus.

Algunos construyen nuevos bonitos e incluyentes recintos de primera con confeti, pelucas, disfraces, tacos, tacones, taquizas, taquiones, luces, proyecciones y alambre de puás.

Los actores de las farsas celebran e invitan a los actores de las novelas para encubrir las tragedias: saben construir leyendas para que la fábula siga adelante.

Lluvia de estrellas y el paraguas en CUL tura.

Cuenta mucho el territorio del cuerpo pero ninguno habla de la violación al cuerpo del territorio.

El cuerpo del Estado cuenta menos del estado del cuerpo, el nuevo Estadio más que el estado del arte.

En cada caso triunfa el estadio del espejo.

Se exprime desdén para la mujer-objecto y el hombre-objeto a traves del arte-objecto, lo que parece objetivamente motivación suficiente para mover críticas objetivas.

Mientras aumentan los sujetos exitosos y los intelectuales inspirados muchos para lucir grandes se olvidan de espirar y expiran sin darse cuenta pero sorprendentemente siguen produciendo y proponiendo.

Los electos a representar eligen los elegidos para representar para que la representación sea representada sin representar más que su propia representación.

Los pagos son un problema de todos los artistas y las quejas del gremio contra la vergüenza suben de volumen, pero los chorros siguen sólo para algunos y los churros se quedan la solución para todos los demás.

Proliferan las plataformas y las formas para aumentar la plata: cada quien se propone de Auyud-arte, Trag-arte, Exalt-arte, Exhal-arte.

En frente a esos impresionantes milagros el arte se queda laico y pide educadamente a todos esos dioses que se haga menos por él y en su nombre.

La única respuesta definitiva es nuestra única y original Patoforma.

Ya no importa saber usar responsablemente las manos, los pies o el cerebro si no los tienes.

Súmate, confórmate, patofórmate.

Squack.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s